29 de febrero de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

PDI desarticuló organización transnacional dedicada a la falsificación de cédulas de identidad

La jornada de este miércoles, en el marco de una operación denominada “Los Rodríguez”, la Policía de Investigaciones logró desarticular una organización trasnacional que se dedicaba a la falsificación de cédulas de identidad en las regiones de Antofagasta, Coquimbo y O’Higgins.

Según los antecedentes proporcionados por la PDI, los individuos cobraban entre 500 mil y 1 millón de pesos por cada cédula de identidad nacional para extranjeros, el cual formalmente no supera los 4 mil pesos en el Servicio de Registro Civil e Identificación. Asimismo, reveló que en total emitieron más de 500 cédulas de identidad falsas.

Al respecto, el subprefecto Carlos Paz, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos La Serena, señaló que “desde fines del año 2021 contamos con la primera información que nos permitió desarrollar una compleja labor de análisis criminal e inteligencia policial”.

Documentos falsificados

En esa línea, añadió que los imputados “son extranjeros de nacionalidad venezolana y boliviana, que habían conformado una estructura para defraudar al Estado de Chile, aprovechando la automatización y digitalización de los trámites migratorios, en el contexto de la pandemia”.

Por otra parte, de acuerdo con lo establecido por los funcionarios policiales, el Registro Civil de la Región de Coquimbo emitió 580 cédulas de identidad temporarias para extranjeros y 22 permanencias definitivas, mediante el uso de documentación falsificada que le proporcionó la organización criminal.

De este modo, el fiscal de Focos La Serena, Freddy Salinas, explicó que “con esos documentos concurrían al registro civil para obtener cédulas provisorias y algunos casos estaban en etapas de obtener cédulas definitivas”.

Formalización de los imputados

En ese sentido, reveló que los tres formalizados quedaron bajo prisión preventiva. Uno de ellos era el líder de la banda criminal, el segundo era un captador de personas de nacionalidad extranjera y la tercera era quien facilitaba su cuenta de bancaria para la recaudación del dinero obtenido.

Finalmente, el fiscal Salinas confirmó que “todos se encuentran imputados por asociación ilícita, lavado de activos, falsificación de instrumento público y por un delito de la Ley de Migraciones, en la obtención fraudulenta de cédula de identidad”.