25 de febrero de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

VIOLENCIA EN EL FÚTBOL AMATEUR: MUERTE EN LAS CANCHAS DE BARRIO ABREN DEBATE POR REGULACIÓN Y ESCASA SEGURIDAD

La Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar para que la ley de violencia en los estadios incorpore el fútbol amateur. No obstante, en los barrios, hay aún más complejidades para avanzar en medidas de control.

La noche del lunes, el subprefecto de la PDI, Ariel Villarroel, falleció producto de las graves lesiones que le provocó el ataque de al menos 20 sujetos en la comuna de San Bernardo. Esto, en el contexto de un partido de fútbol amateur. El ataque, que se registró el sábado, ocurrió en medio de una riña que tuvo lugar en las canchas de fútbol de Cinco Pinos.

Hasta ahora, son seis los sujetos detenidos producto de la golpiza que acabó con la vida del policía que formaba parte de la Brigada Investigadora de Robos Calama, y que al momento de los hechos se encontraba con licencia médica. No obstante, acudió a la cancha luego que su hijo, de 18 años, se viera involucrado en una pelea con el equipo rival. Luego que Villarroel los increpara, tanto él como su hijo recibieron la golpiza. Pero la semana también estuvo marcada por las agresiones que sufrieron los árbitros de las finales del fútbol amateur en Lota y Coronel, en la Región del Biobío. El primer hecho ocurrió en el encuentro entre los clubes Luis Sánchez y José Vergara Keller, en la Cancha Neptuno; donde un sujeto persiguió al árbitro, quien tras caer, recibió una patada. El tema escaló, luego que el relator deportivo, Esteban Flores, decidiera dejar de participar en el programa Deporte 21, tras recibir amenazas del mismo hombre que agredió al juez, por estar grabando el encuentro. El segundo hecho ocurrió el sábado, en el sector de Lagunillas, en Coronel, donde se desarrollaba la final de la serie Primera Adulta, entre el Club América de Lagunilla y Club Internacional Lagunilla. Una vez terminado el encuentro, un sujeto ingresó a directamente a golpear a uno de los jueces. Producto de lo anterior, la Asociación Carbón Lota Bajo suspendió los encuentros restantes «por falta de garantía de seguridad y falta de resguardo policial». Estas escenas de violencia reabrieron el debate por este tipo de fenómenos enquistados en el fútbol; puesto que si bien está regulado en el ámbito profesional -y pese a ello, se siguen registrando hechos violentos-, aún queda camino por avanzar por medidas de seguridad y regulación en el mundo amateur, y de paso, en los encuentros de barrio.

El diagnóstico es compartido por la presidenta de la Comisión de Deportes de la Cámara, Erika Olivera, quien plantea que «el fútbol refleja lo que ocurre en nuestra sociedad donde hay un aumento creciente de la violencia y la intolerancia, pero este un tema que se arrastra desde hace mucho y por el que se ha hecho poco». Por su parte, Andrés Celedón, abogado y académico de la U. Autónoma, comenta que en el futbol amateur «no existe control de ingreso a los diversos estadios, cuestión que puede ser un poco compleja debido a la cantidad de recintos deportivos que son utilizados para dicha finalidad durante los fines de semana sobre todo, de forma tal que al no tener control los riesgos de violencia deportiva aumentan. Pero quizás, principalmente, si la ciudadanía no ve efectivos controles y sanciones podría dar lugar al aumento de este tipo de hechos». En el caso específico del fútbol barrial, Iván Poduje, arquitecto y director de Atisba, comenta que estas situaciones de violencia no son nuevas, y se producen «por una mezcla de factores, donde va mucha gente a hinchar, sin ninguna regla, con barrios que tienen rivalidades entre ellos. Esto solía terminar en grescas, pero hoy también encontramos disputas territoriales». Lo anterior, se explica porque en algunos clubes o agrupaciones se puede ver incluso «financiamiento ilegal, de barras o financiamiento de camisetas». En el fondo, es posible observar conductas de «barras» igual a las de los equipos profesionales, pero hay una diferencia clave: poco y nada hay que las regule y ordene. Violencia en el fútbol amateur El pasado 23 de noviembre, la Comisión de Deportes aprobó la idea de legislar en torno a una serie de iniciativas que van en la línea de mejorar la Ley 19.327, que sanciona los hechos de violencia en recintos deportivos donde se desarrollen eventos de fútbol profesional, para que las sanciones se puedan extender al fútbol amateur.