24 de mayo de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

Antecedentes revelaría que hubo tiempo para traslado de lactantes que murieron por virus sincicial

En medio de la crisis por el virus sincicial, una oportunidad de hasta 24 horas podría haber evitado el lamentable desenlace de los lactantes fallecidos en la región de Valparaíso.

Tal como lo aseguró el diputado del partido radical, Tomás Lagomarsino, en un documento enviado a la ministra de Salud, Ximena Aguilera, donde solicita una investigación clínica y administrativa, además de medidas.

Cabe destacar, que al menos seis lactantes han fallecido en las últimas semanas producto del virus sincicial, en medio de un brote que mantiene prácticamente colapsada la red hospitalaria.

Una de las primeras muertes ocurrió el pasado 22 de mayo en el Hospital de Quilpué, y corresponde a un lactante de nueve meses. A este último se sumó otra paciente de dos meses que falleció el 2 de junio en el mismo recinto asistencial.

Adicionalmente, el caso de la pequeña Mía Olivares de 3 meses, quien falleció el pasado 6 de junio en el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, hecho que finalmente dejó al descubierto la crisis que tiene fuertemente cuestionadas a las actuales autoridades del Ministerio de Salud.

De este modo, el parlamentario radical, quien además es médico de profesión, envió un oficio a la ministra Ximena Aguilera, donde entregó una serie de antecedentes que revelan que eventualmente, se habrían podido evitar los desenlaces fatales.

“Tenemos tres lactantes en la región de Valparaíso que tuvieron una oportunidad para tener un destino diferente”, afirmó Lagomarsino.

Aseguró que se trató de “ventanas de oportunidad”, es decir, periodos de tiempo donde el paciente se encuentra estabilizado -dentro de su gravedad- para eventualmente ser trasladado a otro centro asistencial, según explica el diputado.

De acuerdo con los antecedentes que obtuvo el diputado oficialista, en el caso del lactante que falleció el 22 de mayo en el hospital de Quilpué, hubo una ventana de oportunidad de cerca de tres horas. En el caso de la segunda lactante, que murió el 2 de junio, en el mismo recinto hospitalario, hubo una ventana de al menos doce horas.

Sin embargo, en el caso de la lactante que falleció en el hospital Claudio Vicuña de San Antonio, hubo una ventana de al menos veinticuatro horas.

Así, todos ellos pudieron haber sido trasladado para ser tratados oportunamente en otros recintos asistenciales, como por ejemplo la Clínica Las Condes, la que posteriormente se reveló, no fue contactada por el Minsal para saber si podía recibir pacientes.

“Creo que, si es que se hubiera accedido efectivamente al traslado y cama crítica, probablemente no tendríamos que estar lamentando estos fallecimientos”, declaró el parlamentario.

“Claramente, hubiera habido mayores probabilidades de sobrevivida, si es que hubieran tenido un traslado y acceso a una cama crítica dentro de las ventanas de oportunidades”, concluyó.

Recordemos que la ministra de Salud, Ximena Aguilera, el pasado 7 junio se refirió a la muerte de la lactante de dos meses en el Hospital de San Antonio, asegurando que era difícil que sobreviviera.

Tras conocer los antecedentes, el diputado Tomas Lagomarsino ofició a la ministra Aguilera, para pedir una “amplia, rigurosa y exhaustiva investigación, tanto administrativa como clínica y tanto en el manejo médico de los tres lactantes como en las gestiones de traslado a nivel del hospital, la red y las unidades correspondientes en el Ministerio de Salud”.

Por ende, pidió que se entreguen recursos adicionales para la estrategia de ampliación y complejización de camas pediátricas tanto en la Región de Valparaíso como en el país.

Por otro lado, solicitó una campaña comunicacional para el cuidado y aislamiento de lactantes menores de 1 año dado el brote de Virus Respiratorio Sincicial (VRS).

Por último, el diputado oficialista, pidió disponer el apoyo de salud mental para los padres de los tres lactantes fallecidos.