26 de mayo de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

Conmoción por muerte de niña de 13 años víctima de bullying en colegio de La Serena

Una grave denuncia provocó conmoción en la comunidad escolar del Colegio Gerónimo Rendic, en La Serena, luego que, durante el pasado viernes, se conociera el suicidio de una de sus estudiantes de octavo básico, víctima de bullying.

Según la denuncia interpuesta por su madre, este hecho se habría gatillado debido a los hostigamientos que habría sufrido la adolescente en diferentes oportunidades al interior del establecimiento, actos de los que las autoridades del colegio habrían estado en conocimiento.

“Necesito visibilizar cuánto daño hacen las palabras a una pequeña niña de tan solo 13 años”, afirmó Marcela Rivera, madre de la niña.

Y es que sabe que el dolor por la partida de su hija es algo que no es posible reparar, pero, dando a conocer su caso, espera que otra niña no tenga que pasar por el calvario que vivió su hija.

La estudiante fue víctima de bullying en colegio de La Serena

Según contó su madre, el acoso en contra de su hija comenzó en 2021 tras el regreso a clases presenciales, cuando cursaba sexto básico.

“Al volver, la primera semana en el colegio se esguinzó la rodilla. Nunca dijo que le pasó, pero ella quería ir al colegio con muletas porque ella amaba ir para allá. Durante 6 años su promedio era 7. Así empezó todo”, indicó.

“Debió usar muletas y terapias por unos dos meses, con dolores muchas veces. Pero como la guerrera que era, ahí estaba, siempre al pie, con una sonrisa. Pero el bullying comenzó desde ahí, pues se ganó el apodo de la ‘coja y la discapacitada’”, sostuvo la mujer.

En paralelo, Marcela señaló que a su hija le descubrieron una enfermedad llamada ‘hoffitis’ en ambas rodillas, que es una patología que afecta a una de las tres almohadillas de tejido blando graso que se encuentran debajo de la rótula y provoca dolor en la parte delantera de la rodilla.

“Ella era una niña inquieta. Lo único que quería era jugar a la pelota, era amante de sus animales, y le gustaba andar a caballo. Hasta junio de 2022 estuvo en terapia por sus rodillas tres veces a la semana, pero nunca faltó a clases. Luego la vio otro especialista en rodilla y la tuvo en terapia hasta febrero de 2023”, relató la madre.

Tras esto, la menor llegó este año a cursar octavo básico, pero volvió a tener un esguince. Ahora, a su tobillo tuvieron que colocarle una bota y volver a terapia nuevamente.

“Otros cursos empezaron a molestarla, que era la ‘niñita del Sename’. Yo hablé con su profesor jefe, pero él quería nombres, y ella nunca quiso darlos, porque sabía que quizás esos chicos se ganarían una anotación negativa”, manifestó.

La madre afirmó que, como su hija en los últimos días, antes de salir de vacaciones, se movilizaba en silla de ruedas, le había pedido que no fuera al colegio para evitar que la molestaran. Pero la niña se negó y prefirió seguir asistiendo.

“Me dijo, ‘mamá, necesito visualizar qué hay niños diferentes y que nadie los puede dañar’”, relató.

Los cuestionamientos al colegio tras caso de bullying

Por otro lado, Rivera aseguró que en el colegio siempre le bajaron el perfil a las denuncias y que no hubo ninguna contención para su hija ni para los niños que la acosaban.

“Me dijeron que harían una investigación. Salí del colegio y nunca nos volvieron a llamar”, contó la madre.

De todas maneras, Marcela Rivera asegura que no apunta a buscar responsables. Pero lo que sí, le preocupa que otros niños del curso de su hija están viviendo situaciones similares, señaló.

Colegio Gerónimo Rendic de La Serena se defendió de las críticas

Ante las acusaciones, el Diario El Día consultó al Colegio Gerónimo Rendic de La Serena sobre el caso de bullying, quienes, a través de un comunicado, se expresaron primeramente “profundamente afectados por el lamentable e inesperado deceso” de la estudiante.

En el texto, agregan que desde siempre y, especialmente desde el retorno a clases presenciales, como colegio, han estado preocupados “de tomar medidas preventivas para procurar el bienestar social, emocional y físico de los estudiantes, compartiendo información respecto del uso responsable de redes sociales y de los riesgos que implica el ingreso a sitios a los que se accede de forma libre y anónima sin la supervisión de adultos”.

“En todos y cada uno de los casos en que recibimos denuncias que podrían constituir bullying u otra forma de maltrato escolar”, aseguran en el escrito, “se actúa de acuerdo con la información que se reciba y de aquella que es posible obtener en el curso de la investigación correspondiente, y las medidas disciplinarias se aplican de acuerdo a lo establecido en nuestro Manual de Convivencia según la gravedad y nivel de cada caso”.

Agregan que “toda la comunidad debe estar atentos a situaciones que afecten la convivencia escolar e informar oportunamente a los profesores jefes o al Comité de Convivencia Escolar de hechos que pudieran constituir bullying, que les afecten en lo personal o de que sean testigos”.

A raíz de lo sucedido, en el comunicado se expresa que “hemos iniciado el Segundo Semestre con reflexiones en cada curso, organizadas por el departamento de Orientación y Psicología.

Además, hemos tomado en conjunto con el Centro de Alumnos la decisión de postergar las actividades de aniversario en señal de duelo”.

En ese contexto, como dirección, señalan que se han reunido con la directiva del Octavo Básico C para aclarar las dudas y analizar la implementación de acciones futuras.

Afirman que “se seguirá trabajando con el curso y con estudiantes de otros cursos quienes pudieran sentirse afectados por lo ocurrido, en medidas de contención durante el semestre. Se reforzará la temática del Taller de Desarrollo Personal y se solicitará al Departamento Provincial de Educación que los profesionales especializados apoyen al Comité de Convivencia Escolar y a los profesores de nuestro Colegio”.

“Empatizamos”, finaliza el comunicado, “con el dolor de la familia, quienes quisieron que en su último adiós pasara a despedirse de su querido colegio y nos comprometemos como comunidad educativa a sacar lecciones y, de ser necesario, actualizar nuestros protocolos de acción para seguir mejorando nuestra labor educativa y formativa”, concluye.