26 de mayo de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

Gobierno puso suma urgencia a la ley de usurpaciones

El Gobierno decidió poner suma urgencia al proyecto de ley que busca tipificar y sancionar con pena de cárcel el delito de usurpación de inmuebles o terrenos, decisión que llama la atención dado que se ha opuesto a ciertos aspectos de la iniciativa.

A la fecha, el Ejecutivo no ha logrado revertir la legítima defensa privilegiada, el que se pase de una multa al presidio, ni la flagrancia permanente, pues el oficialismo es minoría en la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, anunció el plazo de 15 días para su despacho en dicha instancia, cuatro meses después de que La Moneda impusiera la discusión inmediata al mismo proyecto, según consignó el medio El Mercurio.

La jefa de gabinete explicó que el Ejecutivo «ha preferido poner urgencias a los proyectos donde cree que estamos listos para despachar y darles más tiempo a debates que están trabados, como es usurpación; pero después de darle vuelta y buscar destrabarlo sin éxito, somos partidarios de que se vote nomás, y por eso vamos a ponerle urgencia ahora».

«No fue una falta de prioridad; al contrario, estábamos dando tiempo al debate y queremos que ese proyecto salga bien, entonces votemos, salvo que suceda un milagro«, acotó.

La tramitación de esta iniciativa se retomará en dicha comisión el próximo lunes 24 de julio.

Reproches por avance del “Fast Track”

La ministra Tohá informó esta decisión luego de que diputados se enfrascaran en una discusión en torno a que no se despacharon todos los proyectos correspondientes al primer plazo del “fast track” legislativo.

El RN Diego Schalper -con apoyo de su correligionario Andrés Longton y la independiente Gloria Naveillán- llamó al Gobierno a «tomar en el sentido un poquito más literal» el término «fast track», pues «hay que meter velocidad a los proyectos de seguridad».

La diputada Alejandra Placencia (PC) replicó que no es «correcto, por una parte, exigirle al Gobierno que ponga las urgencias y que avance rápidamente en el ‘fast track’ y, por otro lado, vamos y metemos otra cosa, que puedan ser intereses particulares muy legítimos y todo, pero que no refleja la necesidad que se había concordado transversalmente en la Cámara y el Senado», y coincidió con la ministra en que «se están quedando trabados» los proyectos.

En ese contexto, Tohá planteó que «sería muy útil para ir haciendo correr esto que en algún minuto nos sentáramos con la lista de proyectos y viéramos cuáles están en más condición de avanzar; por ejemplo, el Ministerio de Seguridad -creo yo- es fundamental».

«Es muy importante que pudiéramos acordar en la comisión un día en la semana para poder ver ese proyecto, poder acordar plazo de indicaciones, porque uno puede estar dos años en audiencias fácilmente», advirtió.

La titular del Interior insistió que hay que «ir despachando, porque los proyectos en que nos vamos quedando impiden que otros entren. Hay una gran cantidad de proyectos alojados en esta comisión, dependemos en gran parte de ésta para poder avanzar con esta agenda, porque aquí han convergido una gran cantidad de proyectos, pese a que hemos abierto juego a otras comisiones».