21 de julio de 2024

TV Costa

Tu Canal Regional, San Antonio

La ciberseguridad a bordo: clave en la era digital

ciberseguridad a bordo

En un mundo cada vez más digitalizado, la ciberseguridad ha emergido como una prioridad crítica en todos los sectores, incluido el marítimo. La tecnología avanzada es fundamental para los buques modernos, mejorando significativamente sus operaciones y eficiencia. Sin embargo, esta dependencia de la tecnología también abre una puerta a los ciberataques. Por ello, la ciberseguridad a bordo es esencial para proteger tanto a las personas como a los sistemas que operan las naves.

La creciente importancia de la ciberseguridad a bordo

La importancia de entender la ciberseguridad a bordo se incrementa cada día. A pesar de los avances en esta materia, los nuevos sistemas también facilitan una mayor cantidad de ciberataques. La industria marítima está respondiendo a estos riesgos con la implementación de medidas más estrictas para proteger sus operaciones.

Normativas y recomendaciones

La Organización Marítima Internacional (OMI) destaca la importancia de la ciberseguridad mediante la Resolución MSC.428(98). Esta resolución exige a los propietarios, operadores y gestores de buques que consideren los riesgos cibernéticos y establezcan sistemas de gestión de ciberseguridad. Además, los nuevos requisitos de ciberseguridad unificados (UR) de la Asociación Internacional de Sociedades de Clasificación (IACS) requieren la incorporación de barreras de ciberseguridad en todos los nuevos buques construidos a partir del 1 de julio de 2024.

Enfoque integral de DNV

DNV recomienda un enfoque integral para mejorar la resiliencia de la ciberseguridad, centrándose en tres dimensiones clave: personas, procesos y tecnología. Estas recomendaciones se alinean con la práctica recomendada DNV RP-0496, que establece las directrices para gestionar la resiliencia de la ciberseguridad en buques y unidades móviles offshore.

Dimensión 1: Personas

La formación general y especializada de la tripulación y el personal en tierra es crucial. Una tripulación bien entrenada puede identificar y responder eficazmente a las amenazas cibernéticas. La educación continua y la actualización de conocimientos son esenciales para mantener la seguridad.

Dimensión 2: Procesos

La implementación de sistemas de gestión de ciberseguridad es fundamental. Estos sistemas deben ser capaces de identificar, proteger, detectar, responder y recuperar frente a incidentes cibernéticos. La documentación de la topología del buque y el inventario de software y hardware son pasos clave para una gestión efectiva.

Dimensión 3: Tecnología

La instalación de barreras técnicas, como la segregación de redes y el escaneo de virus, es esencial para prevenir ciberataques. Estas medidas técnicas deben estar acompañadas de una verificación constante y actualizaciones regulares para garantizar su eficacia.

Notación de clase de seguridad de DNV

Para facilitar la adopción de estas medidas, DNV ha desarrollado una notación de clase de seguridad. Esta notación proporciona un marco para la verificación de la fortaleza cibernética de un buque. Cubriendo los requisitos de la OMI y los requisitos unificados de IACS, la notación asegura que se mantengan controles de seguridad adecuados, independientemente del segmento o la complejidad del buque.

Conclusión

La ciberseguridad a bordo es una preocupación creciente en la industria marítima. La incorporación de tecnología avanzada en los buques modernos ha mejorado sus operaciones y eficiencia, pero también ha aumentado los riesgos de ciberataques. Las medidas implementadas por organismos como la OMI y la IACS, junto con las recomendaciones y notaciones de DNV, son pasos cruciales para garantizar la seguridad y la resiliencia de los buques frente a amenazas cibernéticas. Adoptar un enfoque integral que abarque personas, procesos y tecnología es esencial para proteger las operaciones marítimas en esta nueva era digital.

Entérate de más noticias portuarias en: https://entrepuerto.cl/